Un presupuesto que se acerque cada vez más a las necesidades de la población

Por Oscar Figueredo Reinaldo, Lissett Izquierdo Ferrer
Tomado de CubaDebate
 
La conformación del Presupuesto del Estado no es una simple suma y resta de números. Hay demandas y necesidades, también prioridades inaplazables. Y todo dependiente de un mismo bolsillo que, a la vez, debe ajustarse a planes económicos en escenarios no exentos de contingencias.

¿Cómo se conforma el Presupuesto? ¿Qué características tiene? ¿Cuáles son sus destinos? ¿De dónde provienen sus principales ingresos? Estas y otras preguntas fueron respondidas este miércoles en la Mesa Redonda por Meisi Bolaños Weiss, ministra de Finanzas y Precios (MEP) y otros directivos de ese organismo.
El Presupuesto del Estado se aprueba mediante Ley en la Asamblea Nacional del Poder Popular. Previamente, cada colectivo laboral discute los anteproyectos. Se trata de un balance que expresa la voluntad política del Gobierno en el desarrollo económico y social, explicó la titular. 
Es una proyección de ingresos que garantizan los derechos que disfruta la población. Porque el Presupuesto cubano es eminentemente social, tal y como lo ratificó la ministra. El año pasado, por ejemplo, esos dineros respaldaron el aumento salarial tan esperado en el sector presupuestado.
Su principal función es redistribuir los recursos. “La Educación y la Salud Pública son prioridad y es igual en todos los lugares pese a que los territorios no tengan el mismo desarrollo. Para compensar se realizan transferencias, con el objetivo de  sostener esos municipios deficitarios”.
A la par de esa ayuda, se busca potenciar el desarrollo local. Más aún cuando el papel de los municipales quedó reforzado por la Constitución. “Queremos que cada municipio encuentre sus nichos de desarrollo, que le permitan generar nuevas ofertas, incluso productos exportables”, expuso Bolaños.
Otros gastos fundamentales van dirigidos a respaldar casi la totalidad de las inversiones, así como los proyectos de infraestructura.
Pero para poder garantizar los programas sociales se requiere recaudar ingresos, es decir, recoger los dineros generados en la economía, tanto por las personas jurídicas como por las naturales. “Producciones de bienes y servicios que propician utilidades, riquezas, que se aportan al Presupuesto del Estado”, argumentó.
Los aportes de esos actores económicos hay que generarlos con eficiencia y, sobre todo, oportunamente, sintetizó la ministra.

¿Cuáles son las principales fuentes de ingresos del Presupuesto este año?

Como característica fundamental del Presupuesto del Estado, que será cardinal este año, está la de aumentar la recaudación de los ingresos, en función de dar cumplimiento a los gastos planificados en el período, comentó Yahili García Poma, directora de Política de Ingresos del MFP.
De acuerdo con la especialista, se busca captar todos los ingresos que genera la economía, potenciando las reservas existentes, la eficiencia en los procesos productivos y de servicios, así como la disciplina en el pago de los tributos, tanto del sector estatal como no estatal.
Una exigencia imprescindible, teniendo en cuenta que la principal fuente de recursos del Presupuesto estatal con un 74 por ciento de las recaudaciones totalesse encuentra en los ingresos derivados del cobro de los tributos.
No obstante al complejo escenario en el que se desarrolla la economía, se han proyectado ingresos ascendentes a poco más de 66 mil millones de pesos, que representan aproximadamente un crecimiento del 12 por ciento.
“Este crecimiento está asociado, en lo fundamental, a la venta de bienes y servicios, a partir de ofrecer más ofertas a la población, y de esta manera generar mayores ingresos al país y a los presupuestos locales”, puntualizó García Poma.
El impuesto sobre las ventas representa el 38% de los ingresos tributarios, con más 18 mil millones de pesos a recaudar, siendo una de las principales fuentes de ingresos en los territorios.
De ahí que sea esencial “el fortalecimiento del control y la gestión sistemática por las administraciones tributarias municipales y provinciales, así como un estricta disciplina en los aportes mensuales, que garantice la liquidez oportuna en las cajas de los presupuestos”, abundó.
Las proyecciones para este año se soportan también en la estrategia de potenciar la eficiencia empresarial, en particular en el sector estatal que garantiza el 85 por ciento de los ingresos totales.

Los aporte derivados de las utilidades empresariales, según los niveles de actividad aprobados en el Plan de la Economía, representan un 19% de los ingresos brutos con más de 12 mil millones de pesos.

Otras fuentes de ingresos:
  • Impuesto por la Utilización de la Fuerza de Trabajo y la Contribución a la Seguridad Social, a partir de la aplicación de los regímenes especiales aprobados para los trabajadores por cuenta propia, los artistas, los usufructuarios de tierra, y los empleados en el sector presupuestado beneficiado con el incremento salarial.
  • Aportes de las formas de gestión no estatales, que crecen en el orden del 12%, y representan el 13% de los ingresos totales.
  • La Contribución Territorial para el Desarrollo Local se proyectan en mil 144 millones de pesos, de los cuales el 50% se destina a respaldar decisiones de los gobiernos locales en función del desarrollo local sostenible.
“Es preciso trabajar con intensidad en el incremento de los niveles de disciplina de pago de todos los contribuyentes de los diferentes sectores de la economía, a partir de elevar los estándares de la gestión tributaria y el rigor en el control fiscal, para combatir las conductas evasoras”, dijo la especialista.

Acercarse cada vez más a las necesidades de la población

“No renunciamos a que el Presupuesto, como principio, se acerque cada vez más a las necesidades reales de la población y, por supuesto, de la economía”, expresó Maritza Cruz García, viceministra de Finanzas y Precios.
Este año se proyectan gastos totales por más de 73 mil millones de pesos, que significa un crecimiento del 11%. “En esta demanda influyó el respaldo salarial a la justa, oportuna y esperada medida de incremento salarial al sector presupuestado y a las pensiones de la Seguridad Social, por más de 8 mil  600 millones de pesos”, especificó.
Al tener los sectores de la Educación y la Salud los importes más representativos, se hace necesario exigir una mayor eficiencia, control y más calidad en los servicios que se ofrecen, valoró la vicetitular. Además, “debe revertirse el efecto del incremento salarial, prestando servicios de más calidad, que el pueblo lo perciba”, abundó.
El Presupuesto también contempla el financiamiento dirigido a apoyar a madres de bajos ingresos con 3 o más hijos menores de 12 años, para la compra de materiales de la construcción. 
La viceministra explicó que se valora la posibilidad de extender esta política y flexibilizarla, a partir de que se identifiquen nuevas fuentes de ingresos que permitan incrementar los financiamientos.
Recae además en el Presupuesto estatal transferir recursos para garantizar producciones agropecuarias y no agropecuarias. Se cuantifican más de 21 mil millones de pesos, de ellos alrededor de 12 mil millones de pesos para cubrir los subsidios a la exportación y sustitución de importaciones (diferencia entre el costo de producción y los precios), como por ejemplo el azúcar para la economía interna, la leche fresca, arroz, la carne de cerdo, carbón vegetal y el maíz.
Igualmente se protegen los precios de los  bienes y servicios que se ofertan dentro de la canasta familiar normada a precios subsidiados, por más de 3 mil millones de pesos.

“Lo que diferencia hacer un Presupuesto en Cuba, es que no quitamos escuelas, ni hospitales, ni círculos infantiles, tampoco renunciamos a las políticas sociales aprobadas. Nos concentramos en hacer inversiones que generen desarrollo, que aporten más nivel de actividad”, dijo.

Para las inversiones materiales que serán financiadas por el Presupuesto del Estado, en correspondencia con lo previsto en el Plan de la Economía, se respaldan más de 3 mil millones de pesos:
  • Programa de viviendas
  • Obras de infraestructuras que incluye las fuentes renovables de energía, el sector turístico, la agricultura, la sostenibilidad del sistema hidráulico y los programas de enfrentamiento a la sequía
  • Inversiones en los sectores sociales de Educación y Salud
Para situaciones de desastres y decisiones que no se puedan prever, se planifican reservas en el Presupuesto Central por 200 millones de pesos.

Por más control y exigencia

Para poder “concretar” el presupuesto, aspiración de todo el programa de desarrollo del país, es necesario que se fortalezca el control del gasto presupuestario, afirmó en la Mesa Redonda Vladimir Regueiro Ale, viceministro primero de Finanzas y Precios.
Para lograr este objetivo, dijo, es importante vincular a todos los actores de la economía.
“Constituye una responsabilidad de los cuadros, directivos y funcionarios, adoptar las medidas en cada entidad y comprometer a los colectivos laborales en la generación y aporte al Presupuesto de las cifras de ingresos inscritas y desarrollar los niveles de actividad previstos en el Plan, enmarcados en los financiamientos presupuestarios aprobados, adoptando las medidas de ahorro que permitan un uso más racional de los mismos” acotó.
Al comentar sobre el proceso de desagregación del Presupuesto que tiene lugar hasta el próximo 15 de febrero, el vicetitular del MFP comentó que los trabajadores deben participar de manera activa en la discusión del plan, “estas reuniones deben trascender de una acto formal. Se debe definir con los consejos de dirección las partidas y los gastos”.
A tales efectos, añadió, el Ministerio de Finanzas y Precios diseñó un sistema de trabajo y control para la gestión de los ingresos y el enmarcamiento de los gastos presupuestarios, que debe ser implementado en las provincias y municipios; con la implicación de todas las unidades presupuestadas y el sistema empresarial nacionales y de la subordinación local.
Este sistema está ordenado bajo un grupo de principios que caracterizan la ejecución del Presupuesto del Estado, entre los que destaca maximizar la recaudación de los ingresos al Presupuesto del Estado, ahorrar y reforzar e incrementar la disciplina informativa, contable y financiera.
El directivo enfatizó que el programa de medidas se orienta en potenciar la gestión de los ingresos al Presupuesto y elevar el control sobre la ejecución de los gastos. “Uno de sus componentes es la vinculación de los colectivos laborales en el sistemático control de la ejecución presupuestaria, lo que debe alcanzarse desde el proceso de notificación y desagregación del presupuesto aprobado”.
Entre tanto, las acciones de verificaciones presupuestarias estarán bajo la coordinación metodológica del Ministerio de Finanzas y Precios, con mayor presencia en las provincias y municipios y entidades empresariales que reciben recursos del Presupuesto, concluyó.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.